Fundamentación

Bienvenidos

 

El Perú se autorreconoce como un país multicultural y multilingüe que propugna el respeto de las identidades culturales y dispone que en las comunidades se desarrolle una educación acorde con las características lingüísticas y culturales de la Educación Intercultural Bilingüe.

Los diferentes componentes de una sociedad multicultural tienen que trabajar para construir una sociedad intercultural, menos etnocéntrica y, por lo tanto, más justa y democrática. En esta perspectiva, el rol de las instituciones y de las personas que día a día apuestan por mejorar la calidad educativa es fundamental, particularmente, en lo que se refiere a la formación de recursos humanos en un contexto como el de la región de selva central en la amazonía peruana donde interaccionan distintas sociedades como los ashaninka, yanesha, nomatsiguenga y kakinte.

La Educación Intercultural Bilingüe propugna la articulación creativa de los conocimientos propios y los del mundo exterior, y la vinculación de la actividad educativa con propuestas de afirmación económica y social que desarrollen competencias necesarias para desenvolverse satisfactoriamente en su propio medio ambiente y en la realidad nacional, así como para acceder a la cultura científica y tecnológica más avanzada del proceso mundial de globalización y modernización.

Al desarrollar un conjunto de competencias en varias lenguas y códigos culturales, la EIB hace posible una mayor flexibilidad cognitiva y amplía el espacio de los sistemas simbólicos en el que se mueven las personas. De esta manera, contribuye a una integración comunicativa de la sociedad peruana y al logro de una identidad nacional caracterizada por la conciencia de ser ¾como se afirma en la Constitución¾ un país multicultural y multilingüe

La EIB se sustenta en el diálogo, la apertura, la crítica y la interacción respetuosa entre los individuos y los grupos a fin de que los educandos puedan asumir su rol de interlocutores, con un ejercicio equitativo de sus derechos ciudadanos. Además, propicia la construcción y valoración de la propia identidad, personal y grupal, como base para relacionarse con otras identidades, individuales y grupales, favoreciendo la formación de valores de alto contenido cívico y democrático.

Aprender a leer y escribir en lengua materna favorece el desarrollo lingüístico de otras lenguas, influye positivamente en el proceso cognitivo del niño, en su desarrollo afectivo y psicomotor, en su autoestima personal y grupal.

El desarrollo cognitivo de los niños se da sobre la base de la lengua materna, que juega un papel decisivo en el proceso de socialización y de desarrollo del pensamiento. Para estos niños se hace necesario enseñar el castellano con los procedimientos y métodos adecuados. El aprendizaje en dos lenguas (materna y el castellano) al mismo tiempo que contribuye a lograr un bilingüismo aditivo y estable, desarrolla las potencialidades cognitivas, afectivas y psicomotoras de los educandos.

En la perspectiva arriba descrita, los docentes formados, capacitados y actualizados con el enfoque y modelos educativos de EIB serán capaces de generar relaciones interculturales entre los agentes educativos, diversificar el currículo, valorar sus lenguas indígenas, reforzar su identidad cultural, utilizar y producir material didáctico bilingüe adecuado, incorporar y realizar investigaciones aplicadas a EIB, generando procesos participativos e interactuando en esta tarea con todos los actores de sus comunidades (escuela y comunidad) y con el concurso de sus organizaciones indígenas.

La Educación Intercultural Bilingüe es un derecho reconocido por la Constitución y las normas internacionales.

CONSTITUCIÓN POLÍTICA DEL PERÚ
Artículo 2º
Toda persona tiene derecho:

  1. A la igualdad ante la ley. Nadie debe ser discriminado por motivo de origen, raza,
    sexo, idioma, religión, opinión, condición económica o de cualquiera otra índole.

Artículo 48º

  1. Son idiomas oficiales el castellano y, en las zonas donde predominen, también
    lo son el quechua, el aimara y las demás lenguas aborígenes, según la ley.  

CONVENIO 169 OIT

Artículo 27
Los programas y los servicios de educación destinados a los pueblos interesados deberán desarrollarse y aplicarse en cooperación con estos a fin de responder a sus necesidades particulares, y deberán abarcar su historia, sus conocimientos y técnicas, sus sistemas de valores y todas sus demás aspiraciones sociales, económicas y culturales.

La Universidad no puede estar ajena a esta propuesta, pues aplicarla y desarrollarla como parte de su sistema de formación profesional significa reconocer y ratificar que la diversidad lingüística cultural forma parte de nuestra riqueza y que la inclusión de esa diversidad en los procesos educativos que se desarrollen hace enriquecer los modelos y teorías pedagógicas más modernas reconociendo el aporte de los pueblos a estas.